¡Nuestra próxima feria en EEUU!

Estoy planeando la próxima feria en EEUU. Un proyecto de esos, que si habría sabido desde el inicio todo lo que hay que hacer, talvés no andaría en éstas. Por dicha no lo supe… pero ahora que lo sé, quiero compartir el proceso y así cuando alguno esté en el laberinto, espero estas líneas puedan ayudar en alguna medida.

La aventura es un paquete en grande desde muchas perspectivas la experiencia pasada en Texas fué exquisita, les contaré en otro post todos los beneficios y motivos por los que hay que ir… Pero hoy estoy tratándo de armar el próximo evento y a modo de aclarar mis ideas y organizarme aproveché para escribir este post y dejar documentado el proceso de preparación.

Necesarios para la participación en una feria comercial en EEUU

1. Crear una empresa en EEUU. Establecer una compañía e inscribirla en el sistema tributario. El proceso no es un calvario, pero si requiere ciertas condiciones y formalidades que no suceden de la noche a la mañana y es importantísimo contar con permiso de ventas y una contabilidad ordenada para el pago de impuestos en cada estado.

2. ¡Acepta tarjetas de crédito! ¡Ahh sí! Ir a vender en efectivo no sería buena idea. Pero la tecnología en estos tiempos hace estas cosas tan fáciles que me quedo asustada. Paypal vende un lector de tarjetas que instalás en tu celular y funciona con el app de paypal. Así que una vez instalados estos dos, el cobro con tarjeta lo hacés desde el móvil y el dinero queda depositado inmediatamente en tu cuenta. Por supuesto que los costos de comisión de paypal e impuestos a pagar deben ser considerados en tu precio final. Para el uso de este lector, vas a necesitar un teléfono con línea de EEUU. Es un buen punto a tomar en cuenta.

3. El producto viaja primero. ¡No se te ocurra llevar mercadería en la maleta! Hay modalidades para hacer esto. Dependerá del tipo de producto y cantidades que se manejen. El courier es una buena opción especialmente el sistema Exportafácil de Correos de Costa Rica o consolidados de cargas aéreas. El tiempo de anticipación de envío del producto es un aspecto muy importante a considerar, pues deberá estar allá listo cuando llegués y empiece la feria.

4. El stand. Lo más liviano, de fácil armar y funcional. La elaboración exagerada de un stand cuando estás viajando a una feria no es una buena opción. No al menos en una etapa inicial donde buscamos mantener los costos bajos y simplificar la operación. La cajita de herramientas no deberá faltar, mucha cinta doble propósito, martillo, clavos, y soluciones rápidas de ensamble que te permitan armar y desarmar en poco tiempo.

5. ¡Dormir, comer y divertirse! Mantenerse informado de todos los detalles de la feria es indispensable. Conocer la dirección y localidad del recinto de la feria con buena anticipación, preveer detalles de parqueo, costo del parqueo, horario, si vas a dejar la mercadería en el stand o las vas a quitar al final de la jornada. Buscar un hospedaje conveniente entre el lugar de la feria y sitios interesantes para disfrutar en la noche. Las ferias cuentan con alimentación normalmente y las organizaciones darán información en detalle, te proporcionarán opciones de transporte y siempre estarán atentos a las dudas o auxilios.

6. ¡A vender! No olvidar empaque, miles de tarjetas de presentación, una lista de precios impresa, condiciones de venta en caso de productos de exportación, tiempos de entrega definidos, tu sitio web bien guapo porque con seguridad muchos lo checkearán después de la feria. Y por supuesto, el seguimiento posterior a la feria será el broche de oro, pues muchas empresas escribirán solicitando mayor información y la calidad y tiempo de esta serán puntos a favor.

7. Un ángel de la guarda. No es posible hacer todo estoy solo desde acá. Necesitás una persona que sea tu ángel en EEUU, quien te acompañe a la feria, que reciba la mercadería cuando llega, que te ayude con trámite y demás. Les aseguro que hay miles de personas con un gran entuasiasmo por ayudar y por supuesto que deben ganar dinero, de gratis no será algo muy serio. Ser emprendedores significa que tenemos la capacidad de vender nuestros proyectos no sólo a aquellos que comprarán los productos, sino que podemos vender la idea de unirse al proyecto y trabajar por él. Esta es la clave, ser amplio, confiar y dárse a la tarea de encontrar a alguien muy formal, responsable e interesado en tu empresa que quiera unirse a la aventura. ¡Se puede, les aseguro!

De momento, mi próxima feria no está confirmada. Me faltan asuntos por resolver, veré hasta dónde llegamos y por supuesto que los mantendré al tanto. ¡De momento, manden buenas vibras!

Sofia

4 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *